Archivos de Tags: arañas

El temor ancestral a las arañas

Desde luego la araña de esta imagen sí es osada, pero creo que no es nada comparado con el valor de la chica, porque no cualquiera es capaz de soportar la sensación de tener un bicho, y menos éste, en lugar tan reservado e íntimo.

El por qué las arañas dan tanto miedo a los humanos es una pregunta que todavía no ha sido resuelta por completo. Para empezar, hay que distinguir entre el rechazo a las arañas, algo que se puede sentir en mayor o menor medida, y la aracnofobia, que es un miedo irracional hacia estos artrópodos y que puede condicionar el estilo de vida de una persona que lo padece.

El segundo caso es más difícil de encontrar, pero para el primero, no hay más que preguntar a la gente qué animales encuentran más repulsivos, o les dan más grima, y las arañas estarán en las primeras posiciones, si no liderando el ranking. Curiosamente, el mayor grado de repulsa se encuentra en los países europeos, donde no son demasiado frecuentes; y por contra, son Asia y Oceanía donde las ven como algo más normal, e incluso pueden llegar a formar parte de la dieta gastronómica del lugar.

Una explicación a este temor puede ser de tipo evolutivo, cuando en la antigüedad la exposición al veneno de estos animales podía dejar a un hombre a las puertas de la muerte, o al menos incapacitado durante varios días, en los que podía verse envuelto en multitud de peligros. Hoy se sabe que muy pocos ejemplares de esa especia son realmente peligrosos para el hombre, y además se conocen perfectamente las zonas donde se encuentra su habitat natural. Pero de cualquier forma, ese temor no ha desaparecido, así que esta explicación puede tener mucho sentido.

Y no sólo tememos al animal en cuestión, sino que hasta le hemos atribuido connotaciones malignas relacionadas con su forma de vida. ¿Qué me decís de las Viudas Negras? Es cierto que las arañas hembras de esta especie matan al macho una vez que la han fecundado; pero eso es algo que también podemos ver en otras especies animales, bastante normal entre otras cosas para controlar la forma natural el equilibrio de sexos. Sin embargo, ese nombre ahora se atribuye a mujeres malvadas, que buscan acabar con un hombre, ya sea de forma figurada o literal, para buscan inmediatamente a otro, y después a otro…

En fin, que por muy irracional que sea el rechazo a las arañas, parece que la especie humana está muy lejos de dejar de sentirlo.

Como criar tarantulas

La parte más esencial de las tarántulas de cría es tener un plan de distribución de los bebés. Ciertas especies pueden generar cientos y cientos de crías. Debe ponerse en contacto con los distribuidores y unirse a un foro de discusión de tarántula. Asimismo debe establecer una relación con las personas con las que había planeado la cría. Si su tiempo es limitado, el cuidado de cientos y cientos de arañas puede ser apabullante. Recuerde antes de empezar con la cría que requieren tiempo y paciencia.

Dicho esto, creo que la cría en cautividad es esencial para la supervivencia de ciertas especies de tarántulas. Para criar tarántulas en cautiverio hay que asegurar la supervivencia de la especie, para eludir el tiempo empleado en capturar especies salvajes, y para reducir los costes de ciertas tarántulas más costosas, lo que los hace más accesible para los entusiastas de tarántula eventual . El 98 por ciento de mis tarántulas eran nacidos en cautividad, y fueron compradadas como arañitas. No aconsejo la adquisición de tarántulas capturadas por múltiples razones: en general tienen inconvenientes como el agobio, los parásitos y enfermedades, por no hablar de la vetustez y que la mayor parte de las tarántulas que son capturadas en la naturaleza no se amoldan bien a la cautividad. Le aconsejo que adquiera tarántulas criadas en cautividad.

Animo a la cría en cautividad. Me he criado múltiples especies de tarántula. La cría de tarántulas ha ayudado a sostener a mi afición. Vendo la mayor parte de mis crías a un exportador local o bien en tiendas de animales locales que tienen un conocimiento básico de la atención a la tarántula.

El próximo paso es lograr que dos arañas se acoplen. La hembra ha de ser madura, a menos que haya comprado múltiples, preferentemente 5 o bien más, para elevar la madurez de las mismas. Hay diferentes de creencias sobre la reproducción desde exactamente el mismo saco de arena. Ciertos criadores piensan que la endogamia tarántulas desde exactamente el mismo saco reducirá los genes. Yo particularmente he tenido éxito con la endogamia.

Cuando la tarántula masculina ha madurado y tiene esperma, está ya listo para reproducirse. Una hembra ha de ser de un cierto tamaño. Por consiguiente lo que precisa saber es el tamaño total que la especie alcanzarn, que planeaste para reproducirse. Las tarántulas más maduras mudan una vez por año. He experimentado la muda en la tarántula de hasta 3 veces al año ya antes de la muda; mas en términos generales, una vez por año es el promedio para un adulto.

Tras la maduración, y una vez que ha producido un saco de esperma, el macho debe introducirse en el terrario de la hembra. Yo generalmente sostengo un pincel en la mano para el adiestramiento y para separar en caso de que algo vaya mal. En la mayor parte de los casos, el proceso de cría ha de ser supervisado. Ponga el macho en el extremo opuesto de la caja de la hembra. Cuando el macho se introduce en el tanque de la hembra empezará a mover las patas y agitarse para apuntar a la hembra. Ella devolverá la señal golpeándose a si misma. Ahora, hay que acercarse de forma lenta a la hembra. En este punto puede parecer que están combatiendo mas lo más probable es que estén tratando de conectar los colmillos de la hembra con sus espuelas de tibia, que se halla en el primer par de patas, con lo que no le pueden morder. Ahora, la levanta para exponer su atravieso epigástrico. Entonces, con su pedipalpo, donde se guarda su saco de esperma, los introduce en su atravieso epigástrico. Posiblemente entonces lo vuelva a poner en su jaula. En general dejo que realice otra inyección de esperma y los junto nuevamente, para asegurar el éxito reproductivo y esperar lo mejor.

Hay que nutrir a la hembra bien y darle tanto como pueda comer. Tras unos poquitos meses, en dependencia de la especie, se sellará la entrada de su madriguera,ya sea para tirar del saco de huevos de la hembra y el tiempo dependerá de la especie. La mayoría de las especies que he criado, me incautaron el saco en ese instante. Mi argumento para ello es que he tenido crías por todos lados en mi habitación de tarántula al menos en diez ocasiones. Unas pocas especies, que han tolerado a la madre incuban el saco de huevos. La mayor parte de las mamás van a batallar para que no se lleven a sus crías. Tras un mes con su madre os aviso de que va a ser trabajosa la labor de separar las crías y cambiar la nutrición de la madre.