Archivos de Tags: mariscos

Relación entre los humanos y los artrópodos xxx

Seguramente más de uno piense que estoy de cachondeo o algo así al querer relacionar a los artrópodos con el mundo X, es decir, con todo lo que los humanos unimos en nuestra mente con el sexo. ¿Cómo te puede poner cachondo un insecto con patas? Bueno, todo es ponerte a pensar, puesto que por suerte el mundo de los artrópodos es fascinante y muy abundante en su tipología.
Pero para aliviar el desasosiego de muchos que pensarán que soy una depravada o algo así para querer excitar su líbido hablando de esta especie, os haré una pregunta: ¿a cuántos de vosotros os gusta el marisco? O más concretamente: ¿quién no se ha relamido alguna vez después de haberse llevado a buche una buena ración de cangrejos o camarones, o una pieza de langosta?


Pues sí amig@s, aunque no lo hayáis pensado, también estos manjares pertenecen al grupo de los artrópodos, y todos estaremos de acuerdo en que estas estas especies pertenecientes al grupo alimentario de los mariscos han sido consideradas desde antaño como claramente afrodisíacas. No fueron pocas las orgías romanas que se aderezaron con estas delicias acuáticas, aunque hay que decir que las culturas antiguas, y no otras tan antiguas, no tenían tantos reparos como nosotros en comer insectos u otros animales que nos producen repelús.
Precisamente pudiera ser que esta asociación entre el marisco y el sexo se produjera precisamente en el Imperio romano. Todos tenemos en mente a Afrodita, diosa del amor carnal, saliendo de la espuma del mar dentro de una gran concha, con lo que estos animales pueden evocar todo ese ambiente de sensualidad y casi sexualidad, se podría decir.
Pero en un plano más científico, está demostrado que los mariscos tiene gran cantidad de zinc, sustancia que está directamente relacionada con el deseo sexual. Claro que a no todo el mundo le afectará de la misma forma, ni tampoco se ha descubierto la cantidad exacta que se necesita de ella para ser un portento en la cama, seas hombre o mujer. Pero está claro que todo tenemos esto en mente, y ya sea por sensibilidad o por sugestionarnos, la cuestión es que a todo el mundo pone un poquito cachondo el sentarte a comerte una langosta con tu pareja en un ambiente íntimo y cómplice.
Todo esto demuestra que el mundo de los insectos es mucho más apasionante de lo que pensábamos, y que nunca debemos negar que existe un vínculo indiscutible entre todas las especies del reino animal, incluidos los humanos, ya que la función reproductiva es común a todos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies